La Salsa de Tomate – 4 personas Por la Casa Legrand

Sauce_tomate_article_maison_legrand_happycultors

Chile, enero 2016, cosecho 40 kg de tomates biológicos. Son estupendos solo que la finca no tiene ningún circuito de venta.

Solo me queda una solución para salvar la producción : transformar estos tomates en salsa y venderlas. Pánico a borde, nunca lo he hecho antes.

En ese momento, me acuerdo de esa pareja de jóvenes emprendedores culinarios descubriendo recetas del mundo con su proyecto « Legrand foodtrip » : Anne & Antoine Legrand.

Vinieron a verme a Limache y cocinaron LA perfecta salsa de tomate deliciosa con todos los productos de la huerta biológica de la finca.

Como ya somos muy buenos amigos, los llamo para pediéndolos ayuda. En 5 minutos la receta está  retranscribida, me pongo el mandil y pelo los tomates.

article_sauce_tomate_bio_Legrand_happycultors_diy

¿La más grande satisfacción de esta aventura? Sin contar poder consumir mis propias salsas de tomates locales, biológicas y super ricas (estoy muy objectiva, gracias a los Legrand!!) ;  lo increíble fue escuchar a un viejo campesino preguntarme cuatro latas de salsa en el mercado, diciendo después de haberla probada que le recordaba la de su abuelita…

Entonces, ¿lo intentan o qué?

Los ingredientes

  • 5 tomates bonitas bien maduras
  • 1 buena diente de ajo o 2 pequeñas
  • 2 cebollas
  • 1 zanahoria
  • 1 hoja de laurel
  • Orégano
  • 4 C de aceite de oliva
  • ½ fardo de albahaca fresca
  • Sal, pimienta y una cucharadita de azúcar
  • 1 pizca de pimiento de Espelette (o cayena si la prefieren más realzada)

La receta

  1. Limpiar y cortar las jitomates, despepitarlas y cortarlas en pequeños trozos sin pelarlas (lo que permite mantener un color rojo oscuro). Filtrar el zumo para evitar las semillas y reservar todo.
  2. Cortar en láminas las cebollas. Pelar y picar el ajo. Pelar la zanahoria y cortarla en pequeños cubos. Reservar.
  3. En una cazuela profunda, poner 4 buenas cucharas de aceite de oliva. Reducir a fuego muy lento la hoja de laurel con el orégano (lo que le permite guardar todo su sabor).
  4. Anadir luego el ajo, la zanahoria y las cebollas. Dejarlas sudar, sin coloración.
  5. Añadir una pizca de sal (lo que permite sacar el agua de la zanahoria).
  6. Sacar la hoja de laurel, y agregar las jitomates y su zumo filtrado. Llevar a ebullición y dejar cocer, tapado y a fuego suave durante 10 minutos.
  7. Añadir luego un terrón de azúcar y condimentar con sal, pimienta y pimiento.  Dejar reducir destapado, durante 5 minutos.
  8. Moler en una licuadora, dejar reducir hasta obtener la consistencia deseada. Probar y luego ajustar el aderezo.
  9. Añadir, al final de todo, un medio de fardo de albahaca de la huerta del HappyCar (el auto vegetal gracias al cual Margaux da una vuelta a Francia de la agricultura natural, más información acá), recientemente cincelado.
  10. Servir inmediatamente o dejar enfriar y luego congelarlo para un uso ulterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *