tomato4_INSTA

 

Sabías que 1 tomate cherry orgánico = 30 semillas = 30 plantas de tomates = 3000 tomates (más o menos si todo va bien)? Quien dijo que lo orgánico era caro??

El 29 de Febrero pasado, compré un tomate cherry al campo orgánico dónde trabaja José. Me instalé en la cocina. En la plancha corté mi tomate en la mitad y lo abrí con mucha delicadeza. Aparecieron unas docenas de pepas en su jugo.

En este momento me puse a pensar en lo que me había dicho una vez una amiga preparando una ensaladita de tomate fresquita: “no las voy a usar, las pepas de tomate no sirven”. Entonces me pregunté cómo hacían antes para recuperar semillas de tomate. La respuesta ahora me parece demasiada estúpida y evidente pero para nuestra defensa, esta falta de lógica es el fruto de una brecha educacional; nunca aprendimos cómo se cultivaba.  En resumen reempecé desde cero.

Luego me puse a checkear la página web de Kokopelli (una asociación pionera en la protección de las semillas de los agricultores), ahí propone un procedimiento para secar las semillas de tomates para que sean fructíferas. Les revelo ahora:

Tomato5_INSTA

  1. Cortar cada tomate en 2, sacar las pepas con el jugo y ponerlo todo en un frasco. Añadir un poco de agua;
  2. Dejar que se fermente 2 a 4 días hasta que aparezcan una capita de hongos blancos en la superficie del agua;
  3. Lavar las semillas en un colador con agua corriente (semillas inmaduras se eliminan y normalmente quedan sólo las buenas);
  4. Secarlas 2 horas al sol (no obligatorio pero funciona bien) ;
  5. Dejarlas secar 10 a 12 días en una tela / malla / o en un plato pero verificando de vez en cuando que las semillas no se peguen al plato;

Seguí exactamente las instrucciones. 15 días después del comienzo tuve 30 semillas listas para plantar. Tampoco iba a convertir mi cocina en selva agrícola y plantarlas todas en el momento (si el procedimiento está bien seguido las semillas se pueden conservar entre 4 y 8 años según el tipo de tomate).

En un tazón de barro puse una mezcla de tierra y compost y planté 5 semillas. 5 días más tarde no pueden imaginar la alegría que sentí cuando mi primer brote apareció fuera de tierra. Les dejo adivinar lo que se siente cuando el primer tomate cherry hace su aparición…

PS: Si el tomate original no es orgánico no pierden tiempo haciendo todo este proceso. Las semillas de los tomates convencionales, fruto de la agricultura industrial vienen manipuladas: se dice que son semillas “hybridas”, no se puede recuperar sus semillas porque nunca van a crecer. Es una especie de obsolescencia programada pensada por las grandes compañías semilleras. Que tengan cuidado porque a veces unas semillas orgánicas vienen hybridas también. Mejor pedir información a su productor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *